Desde hace unos años el comercio de los artículos  hechos a mano está creciendo. Esto es debido al aumento de compradores que prefieren un artículo como en mi caso, un bolso artesanal hecho a mano,  en vez de productos manufacturados con miles de copias por el mundo. 

¿A quién no le gustaría tener algo irrepetible, diferente de todo el mundo?

Nos gustan las cosas originales o con solo unos pocos ejemplares. Un simple bolso de tela original puede darnos un sentimiento de exclusividad, no hace falta que sea un producto con un precio elevado, solo el saber que es casi imposible que otra persona lleve un bolso de tela hecho a mano como el tuyo ya te confiere una satisfacción personal.

Calidad en los bolsos personalizados

Un buen bolso hecho a mano suele ser sinónimo de calidad, generalmente es un bolso cuidado durante todo el proceso de su creación. Buenos acabados, un forro firme que no se descose, hilos bien recortados, etc... Otro agradable detalle es saber que la tela de la cual está hecho tu bolso es traída de otros países marcando la diferencia con lo que habitualmente se puede encontrar en la mayoría de las tiendas.

El Valor un bolso hecho a mano

Los sentimientos cuentan y muchos productos lo despiertan en nosotros, cuando tienes un bolso de tela de mujer hecho a mano, creado concretamente para tí, con tus indicaciones, con los colores que más te gustan, seguro que es imposible que no le tomes cariño. 

Cariño como el que le pongo en la elaboración del mismo, en resumen es un producto que desde su creación está concebido con amor y un trato que difícilmente puede recibir de una cadena de producción. Solo un detalle, cuando estoy trabajando en un bolso original hecho a mano para una clienta siempre la tengo en mente, con las sensaciones que me ha causado al hablar con ella, con los detalles personalizados que me ha solicitado y la emoción con la que seguro lo recibe, todo ello me da alas para trabajar con mucha ilusión.

Valor económico

Los costes de los bolsos creados a mano o artesanos suelen ser más elevados de los que estamos acostumbrados a pagar en algunas franquicias, pero son proporcionales al trabajo y la inversión que se ha requerido. Cuando se paga por un bolso hecho por encargo hay que ser consciente de las horas que se han dedicado, del diseño, prototipos, pruebas, calidad de los materiales, etc...

Por otro lado, la exclusividad y calidad del producto como hemos comentado antes seguro recompensan tu inversión.