Desde hace unos años el mercado de las cosas handmade está creciendo. Esto se debe que los clientes en vez de prisas eligen acabados y en vez de tecnología prefieren artículos realizados de forma artesana y tradicional.

¿A quien de nosotros no le gusta tener algo irrepetible, diferente de todo el mundo?

Nos gustan las cosas originales y de las que existen solo unos pocos ejemplares. Por un lado, nos da un sentimiento de exclusividad y por otra satisfacción de ver que la amiga envidiosa después de ver nuestro bolso recién comprado no podrá salir corriendo a la tienda a comprar uno igual ;-)

Calidad

Un buen producto handmade es sinónimo de mayor calidad, generalmente es un producto cuidado durante todo proceso de su creación. Los bolsos hechos a mano tienen buenos acabados, el forro no se suele descoser, los hilos están bien recortados, etc... Otro agradable detalle es saber que la tela de cual esta hecho nuestro bolso esta traída de otra parte del mundo dándole un toque distinto a todo lo que se puede encontrar en las tiendas habituales, son telas exclusivas y novedosas.

Valor económico

No podemos olvidar un elemento importante, el valor económico. Los costes de los productos creados a mano suelen ser más altos de los que estamos acostumbrados a pagar en cadenas de tiendas, pero son proporcionales al trabajo y la inversión que se ha requerido para crear el producto individual. Cuando se paga por algo hecho por encargo hay que ser consciente de las horas que se han dedicado para hacerlo, el tiempo que ha pasado no solo elaborándolo sino diseñando el proyecto, prototipos, pruebas y todo ello para ti en exclusiva.

Los materiales de buena calidad tienen un coste y al final todo cuenta en el valor del producto, por otro lado, la exclusividad y calidad del producto seguro recompensan tu inversión.

Alma

El valor de las cosas hechas a mano.

Si compramos algo en una tienda, de producción industrial sabemos que es solo un bolso más entre un millón y cuando se estropea no es una gran pérdida deshacernos de él. No hay ningún sentimiento. En cambio, si se trata de un producto que ha sido creado especialmente para nosotros, que está hecho según nuestras indicaciones, nos cuesta deshacernos de él, solo en caso de que ya no hay ninguna posibilidad de arreglarlo suele desecharse. Es difícil decir “adiós” a los productos que son tan ”nuestros”, tienen alma y llevan un cachito de corazón de la persona que los crea y de la ilusión con la que lo compusiste en la compra.

Y puedo garantizar que todos los bolsos de Made by Aguita son bolsos con altas dosis de cariño, desde el primer corte hasta el embalaje.